nuevos articulos

17.7.11

INSPECCION TECNICO OCULAR

INSPECCION TECNICO-OCULAR ( PRIMERA PARTE)

1.-DEFINICION Y FINALIDADES

La inspección técnico-ocular, llamada también inspección ocular técnicopolicial, se define como el conjunto de actuaciones realizadas en el lugar de los hechos por policías especializados en investigación técnico-científica, a fin de examinar el escenario del suceso para localizar, interpretar, fijar y recoger adecuadamente los indicios materiales que se hallen en su interior, con el propósito de esclarecer lo sucedido, identificar a sus responsables y aportar los elementos de prueba que lo acrediten.
Es, por tanto, una actividad de la investigación criminal encuadrada en la rama técnico-científica, para cuya óptima realización Nieto Alonso dice que ha de someterse a los requisitos de:

-Precisión

-Inmediatez

-Objetividad

En cuanto a las principales finalidades que tiene por objeto toda inspección técnico-ocular se puede afirmar que son:

1-Determinar la sucesión de hechos

Con ello se trata de saber qué actos realizaron en el escenario del suceso cada una de las personas que participaron en el mismo, ya sean víctimas, testigos o autores, cosa fundamental no solo para decidir por dónde centrar la investigación, sino también para establecer los grados de participación de los intervinientes que fijen posibles atenuantes, agravantes, etc., así como para desmontar declaraciones falsas o autoexculpatorias de futuros detenidos. Para conseguir este propósito es importante observar el lugar y los indicios materiales allí contenidos, comprendiendo las razones de su presencia y su ubicación en él.

2.-Establecer la identidad de los responsables del delito

Mediante el estudio del escenario y, sobre todo, del posterior análisis en los laboratorios criminalísticos de los indicios materiales hallados en él, es posible llegar a descubrir quiénes son las personas partícipes en la comisión del acto criminal. Lograr esto permite acertar con la línea de investigación buena y encauzar bien las pesquisas casi desde el principio. No es de extrañar, por consiguiente, que muchos de lo esfuerzos empeñados en la inspección técnico-ocular se dirijan siempre hacia ese objetivo.

3-Obtener indicios materiales que puedan constituirse en pruebas

Los objetos y señales de la perpetración del delito pueden convertirse en piezas clave para una resolución eficaz de la investigación. Ello es así no sólo porque resultan imprescindibles para alcanzar las dos primeras finalidades ya indicadas, sino también porque todo lo que se descubra a través de la inspección técnico-ocular ha de sustentarse jurídicamente para ser usado en el proceso penal. De este modo, la obtención de tales indicios no solamente ha de ir dirigida a proporcionar una valiosa información al investigador policial, sino que, además, tiene que servir para fundamentar, en la fase de instrucción, las actuaciones policiales y judiciales que se deriven de dicha información y configurar, en el juicio oral, firmes pruebas que consoliden la sentencia judicial final.

2.-CONCEPTOS DE INDICIO, EVIDENCIA Y PRUEBA MATERIAL

Muchas veces se utilizan como sinónimos entre sí los nombres de indicio, evidencia y prueba para referirse a los elementos que acreditan la comisión de un hecho delictivo y sustentan la acusación sobre uno o varios autores. Sin embargo y aunque resulta factible y bastante común emplear indistintamente cualquiera de estos términos para señalar una misma cosa, cada uno de los tres tiene, en el fondo, un significado distinto que les hace ser diferentes, en especial los dos primeros con respecto al tercero. Igualmente, sobre ellos hay, policialmente, al menos dos formas conceptuales de interpretarlos: una amplia y genérica y otra concretizada en un plano físico o material. Es a esta última a la que vamos a referirnos por ser la que más se relaciona con la inspección técnico-ocular.

En el lugar de los hechos, los indicios y evidencias materiales representan un papel esencial e insustituible en el esclarecimiento del suceso. Su valor probatorio al constituirse en prueba a lo largo del proceso penal es, a menudo, mayor que las manifestaciones aportadas por los testigos, ya que estas se hallan sujetas a la subjetividad y a posibles cambios en el recuerdo o en el pensamiento del individuo, mientras que los indicios y evidencias materiales permanecen inalterables siempre.

1-Indicio material

De una manera amplia y genérica se entiende por indicio a toda clase de elemento que se halla relacionado de alguna forma con el delito, pero que por sí solo dentro de un proceso penal no adquiere la fuerza probatoria suficiente. En el plano más concreto y dentro del concepto de indicio material, Montiel Sosa dice de este que “es todo objeto, instrumento, huella, marca, rastro, señal o vestigio, que se usa y se produce respectivamente en la comisión de un hecho.” Explicado de otro modo, es todo elemento físico que tiene algún tipo de relación con el acto criminal. Podemos complementar esta definición añadiendo que no es imprescindible que un indicio material tenga cuerpo o forma tangible, ya que también calificamos así a la posición que ocupa un objeto, a la existencia de una rotura, a una coloración diferente de una superficie, a un espacio vacío, etc.

2-Evidencia material

Se llama así a la parte de un indicio material que alumbra otro nuevo, es decir, la multiplicación o ampliación del indicio en otro indicio material más. Pongamos un ejemplo: un objeto cualquiera que ha sido robado o manipulado por el autor en la perpetración del delito es un indicio sobre sus actos, pero si además el objeto en cuestión tiene sus huellas dactilares se produce otro nuevo indicio al que denominamos evidencia. El objeto sería el indicio y los dactilogramas la evidencia que contiene, pues con ella se demuestra que fue tocado con las manos por la persona sobre la que recaerá la acusación.


Indicio material representado por un cuchillo, en el cual hay evidencias dactilares y de sangre en el mango y filo del mismo.

A pesar de la clara diferencia entre indicio y evidencia material, en la práctica habitual ambos términos se equiparan y se acaba otorgando a los dos el mismo significado, por lo que no debe sorprender encontrar textos policiales o judiciales en los que no se haya establecido esta diferenciación.

3-Prueba material

Judicialmente, y dentro del sentido amplio y genérico, la prueba solo se produce en el acto de la vista oral, salvo las llamadas preconstituidas y anticipadas que se dan por reproducidas durante el juicio. Por lo tanto, no hay pruebas en el curso de la investigación policial, solamente indicios y evidencias, materiales o de otra índole, que podrán convertirse o no en prueba durante el transcurso del juicio oral. En cuanto a la fuerza probatoria, las pruebas pueden dividirse en pruebas de cargo suficiente y pruebas indiciarias. Las primeras son las que quiebran la presunción de inocencia del inculpado y suponen para él una sentencia condenatoria. Las segundas tienen menos valor, apuntan indirectamente hacia la culpabilidad del procesado y suelen hacer falta varias para su condena.Todo esto afecta en igual medida a las pruebas materiales, pues solo alcanzarán tal grado de prueba durante la fase de la vista oral, en la que cabe destacar el papel jugado por los policías que las hallaron y los peritos que las analizaron en los laboratorios correspondientes.

IMPORTANTE:
Publicamos en el blog, una serie de colaboraciones inéditas relacionadas con la Investigación Criminal.
Estos textos no han sido publicados nunca antes. Es por  tanto, la primera vez que se publican en la red.
Estos textos tienen derechos de autor y están debidamente registrados.La reproducción total o parcial de esta información sin citar la fuente y el autor están penadas legalmente.
El autor y propietario de todos los derechos de este  “CURSO BASICO DE INVESTIGACION CRIMINAL”, es el Sr. D. Marcel Fernández Ruiz, Oficial de la Policía Municipal de Bilbao, quien ha autorizado a este blog de información la publicación de su trabajo.

1 comentario:

  1. Estoy siguiendo las entradas que están subiendo al blog sobre investigación criminal y me están gustando mucho. Son útiles y están bien organizadas.
    Gracias
    Matías

    ResponderEliminar