nuevos articulos

5.8.11

HORIZONTES DE HUMO Y CALOR

HORIZONTES DE HUMO Y HORIZONTES DE CALOR

Son dos importantes señales de ayuda a la investigación del incendio que tienen consideración de indicios materiales. Su análisis permite establecer el lugar donde se inicia el fuego y su propagación posterior.

1.-Horizontes de humo:

Se llaman así a las manchas que dejan en paredes y mobiliario el humo y los gases al moverse, presentándose como unas líneas que delimitan la zona de su presencia.

El humo se desplaza por donde puede en el interior del edificio aprovechando espacios libres y cualquier clase de abertura o grieta en muros y paredes, saliendo también por las puertas si estas no cierran herméticamente y las ventanas cuyos marcos no ajusten bien. Cuando no puede salir se ve obligado a descender y, si tiene posibilidad, evadirse por algún punto de nivel más bajo que el del fuego. En todos estos casos deja unas manchas que, a pesar de llamarse horizontes, no son siempre líneas horizontales y rectas, pudiendo tener formas curvas y oblicuas. Son, en definitiva, señales de tipo dinámico que nos muestran la zona del fuego, su recorrido y su salida al exterior, teniendo un color negro oscuro, salvo si se trata de rescoldos en que pueden adquirir un color pardo oscuro.

En el exterior del edificio se aprecian claramente por las manchas, a veces en forma de lengua, que deja el humo en las paredes de la fachada al salir por las ventanas, las puertas o cualquier otro hueco como, por ejemplo, el de una salida de aire acondicionado o el de una rejilla de ventilación.



2.-Horizontes de calor:

 Son las marcas o líneas que delimitan la zona de daños por calor, la cual se produce debido a los gases calientes que siempre acompañan alfuego y causan desperfectos en los materiales a medida que los alcanzan. Al igual que los horizontes de humo, los de calor tampoco se visualizan como líneas horizontales, si no más bien como áreas de daños cuya forma dependerá de la concentración de esos gases calientes.

En un fuego normal el horizonte de calor suele estar por debajo del de humo, salvo que este se vea obligado a descender, tal y como ocurre muchas veces en los incendios acontecidos en el interior de edificios, en donde el calor se concentra en las esquinas formadas por la confluencia de techos y paredes verticales. También es posible apreciar este tipo de daños en los materiales menos resistentes al calor.



(INVESTIGACIÓN DE INCENDIOS: TERCERA PARTE)
( próximo artículo: “PROPAGACION DEL FUEGO")

M.F.R.
“CURSO BASICO DE INVESTIGACION CRIMINAL”-

No hay comentarios:

Publicar un comentario