nuevos articulos

11.8.11

INCENDIOS FORESTALES

INCENDIOS FORESTALES


-Dada la enorme extensión de terreno que puede alcanzar un incendio forestal resulta muy importante localizar su zona de comienzo, toda vez que ahí es donde más fácilmente se pueden encontrar indicios que contribuyan a su esclarecimiento.

-Hay que entrevistarse con las personas que fueron las primeras en ver el incendio, a fin de que nos marquen de la forma más aproximada un área desde donde podamos partir para encontrar el foco inicial.

-En el caso de que no se disponga de ningún testigo y si se trata de un terreno en pendiente o un monte y el incendio se desplaza colina arriba, conviene dedicar atención especial en la parte baja del monte. Si el viento desplaza el incendio colina abajo, la atención especial hay que dirigirla entonces a la parte alta del monte.

-Conocer la dirección e intensidad del viento reinante puede llegar a ser trascendental. Para saberlo se puede preguntar a los pobladores de la zona, labradores, pastores, guardas, paseantes, etc. También se debe contactar con el Instituto Nacional de Meteorología para que facilite información sobre la dirección y la fuerza del viento allí durante las horas del incendio.

-El terreno normalmente tiene piedras, por lo que el fuego al avanzar bordeará estas y dejará en ellas musgos sin quemar por el lado contrario hacia donde se dirige el incendio. Igualmente, la piedra aparecerá negra por el lado que da al fuego.

-Los árboles y arbustos que se encuentren lo suficientemente próximos para resultar parcialmente afectados por el fuego ayudan a determinar la trayectoria del incendio, toda vez que las hojas verdes se tornan pardas y las ramas se chamuscan por el lado de las llamas pero no lo hacen por la parte opuesta.



-En los arbustos se puede pasar la mano por encima de ellos y, si se hace en la misma dirección que llevaba el incendio, aquella pasará fácilmente. Por el contrario, en la dirección inversa la mano pasa con mayor dificultad.

-Las copas de los árboles caen por donde viene el fuego. Lo mismo sucede con las hojas.

-En los árboles se queman más las ramas que dan al fuego. La parte más quemada señala al foco.

-Si el incendio es bajo y no llega a las ramas de los árboles, se deberá mirar el tronco y en él la zona más carbonizada es la que da al fuego. Se puede utilizar un profundímetro y la parte donde se observe mayor una penetración de aquel marcará la dirección del foco.

-Cuando se llegue a un área en la cual no se pueda seguir una única dirección del fuego significará que estamos próximos al origen del incendio. Se procederá a buscar la fuente de ignición y otros indicios materiales.

-Durante el trayecto que se haga en la búsqueda del foco del incendio, se colocarán en distintos puntos visibles unas balizas de marcado que señalarán la dirección del fuego y los posibles indicios materiales que se vayan encontrando. Estas balizas serán, para cada uno de estos dos casos, de dos colores distintos. Las amarillas indican los indicios y el vértice de las rojas la dirección del incendio.

(INVESTIGACIÓN DE INCENDIOS:  ( OCTAVA  PARTE)
( próximo artículo: “INCENDIOS DE VEHICULOS")

M.F.R.
“CURSO BASICO DE INVESTIGACION CRIMINAL”-

No hay comentarios:

Publicar un comentario