nuevos articulos

10.12.11

FUERZAS ESPECIALES ESPAÑOLAS

FUERZAS ESPECIALES ESPAÑOLAS

POLO SWAT LOS ANGELES POLICE
Hoy veremos en el blog,las técnicas utilizadas por la Fuerzas Especiales Españolas ,de mayor relevancia , que deben tenerse en cuenta  cuando se realiza una entrada al asalto en un lugar cerrado, así como en  la etapa de aseguramiento. 

Son las siguientes:

-Como norma general, siempre ha de haber al menos un agente controlando el frente de avance. Nada más acceder al lugar, este frente será el pasillo o distribuidor al que dan las puertas de algunas estancias.

-Cubierto el frente de avance, el primer binomio asentado dentro progresará hasta la puerta de la primera estancia de su lado del pasillo con el fin de “limpiarla”.

-La “limpieza” de una estancia se divide en tres partes: posicionamiento de partida, acceso y revisión.
POLO MILITAR BLACKWATER


·Posicionamiento de partida: Si la puerta está abierta nunca se debe pasar por delante, siendo la posición de partida para entrar así la de un agente detrás del otro en línea con la pared de la puerta y en lado donde no sea rebasada. Si está cerrada se puede optar por posicionarse uno frente a otro, con la ventaja de que una vez se abra se verán los dos lados de la habitación en lugar del único que se vería con la anterior posición, pero, por contra, uno de los agentes dará la espalda al frente de avance y habrá pasado por delante de la puerta, lo que nunca es bueno aunque esté cerrada. A veces, cuando la manilla de apertura está en el lado más alejado de la dirección de avance, no hay más remedio que adoptar esta segunda posición.
POLO NACIONES UNIDAS


F. González Beltrán.
·Acceso: Posicionados los agentes de una u otra manera procederán a entrar, para lo cual, estando en formación de uno detrás de otro, el primero accederá con un movimiento cruzado y el segundo con un enganche, situándose cada uno en un lateral fuera del “embudo de la muerte” y controlando el frente. Si la posición es de uno frente a otro será porque la puerta está cerrada, siendo el encargado de abrirla el que se halle junto a la manilla, haciéndolo con su mano no dominante mientras con la otra empuña el arma, accediendo a continuación su compañero con un movimiento cruzado y después  él con otro movimiento igual. Nunca deben entrar los dos juntos.
F. González Beltrán



Revisión: Ya dentro de la estancia los agentes verificarán si hay algún ocupante, adentrándose unos metros si procediese, cada cual por el lado que le corresponde, a fin de comprobarlo. Es bueno trazar una línea imaginaria que divida la estancia en dos mitades, encargándose cada uno de su mitad. En el caso de que hubiera alguien se identificarán gritando “policía” y le exhortarán enérgicamente a no moverse, al tiempo que velozmente se acercan a él para reducirle, ordenándole tirarse al suelo si fuera preciso.

Hecho esto, un componente del binomio se quedará custodiando al sujeto y el otro se situará en la puerta atento a lo que va sucediendo en el operativo. Si revisada la estancia allí no hay nadie, un agente gritará “limpio” y ambos podrán abandonarla en dirección a otro habitáculo a “limpiar” si así estuviese planificado o, en caso contrario, permanecerán en su interior hasta recibir órdenes.
POLO INSTRUCTOR DE TIRO


-El segundo binomio en entrar al lugar cerrado, si tiene quién le cubra el frente de avance, progresará al mismo ritmo que el primero por su lado del pasillo y “limpiará” la primera estancia con la que se encuentre.

-El resto de binomios del grupo de entrada avanzarán siguiendo la misma táctica hasta que se termine de asegurar todo el recinto. Lo ideal es disponer de tantos binomios como estancias haya, pero, como es obvio, esto no siempre se puede cumplir y es frecuente que en un asalto un binomio tenga que limpiar y asegurar más de una.

-Dependiendo de las dimensiones y características del lugar, el avance podrá llevarse a efecto formando todo el grupo de entrada en una sola hilera, o constituyéndose dos hileras paralelas compuestas de binomios.


Sea como fuere la formación nunca debe ir pegada a la pared, pues un disparo enemigo a ras de ella orienta al proyectil a seguirla y alcanzará de lleno a quien así camine.
-Una norma básica de seguridad, perfectamente entendible, dice que nunca se sobrepasará una estancia sin “limpiar”.

-Si durante el avance por un pasillo se observan dos estancias paralelas, teniendo una la puerta abierta y la otra cerrada, la primera en ser “limpiada” será la de la puerta abierta.

F. González Beltrán.
-Cuando la operación policial se desarrolle en una vivienda con motivo de un delito por tráfico de estupefacientes, hay dos estancias cuyo pronto aseguramiento es fundamental: la cocina y el baño. Son los sitios más susceptibles de ser empleados por los ocupantes con el fin de destruir la droga mientras se ejecuta el asalto, peligro de destrucción que exige darles, en la medida de lo posible y sin vulnerar la seguridad, un carácter prioritario.

-Es preciso recordar en todos los movimientos el control de la boca de fuego del arma, evitando encararla hacia el compañero del binomio u otros miembros del equipo.

-Al menos un agente del grupo de entrada permanecerá en el descansillo de la planta del recinto cerrado, junto a la puerta de acceso y sin llegar a entrar en él. Su misión es la de, identificándose como policía, evitar que los vecinos de planta salgan al mencionado descansillo a ver qué pasa. Posteriormente, este agente o agentes serán relevados por miembros del grupo de seguridad perimetral.

F. González Beltrán.
-Al igual que sucede en la entrada al paso, se recopilará información y se confeccionará un croquis sobre las características del lugar y el edificio, que pudieran interesar por si en el futuro tendría que llevarse a cabo otra operación policial. La distribución interna de estancias de un piso, una oficina, etc., así como su tamaño y otras peculiaridades, con frecuencia es idéntica a la de otros que radican en el mismo inmueble.

-A modo de colofón de la operación policial y una vez completamente terminada esta, los participantes en ella se reunirán en días posteriores para estudiarla retrospectivamente y, con un espíritu constructivo, hacer autocrítica en aras de corregir hipotéticos errores, buscando, a la par, áreas de mejora.

Las imágenes que vienen a continuación ilustran la secuencia de aseguramiento de un lugar por dos binomios avanzando en dos hileras paralelas, siguiendo algunas de las técnicas expresadas. Se observa que ambos progresan apoyándose entre sí de manera que uno cubre el frente de avance mientras el otro limpia una estancia. Sin embargo, con un quinto agente que cubra el frente de avance este sistema se vuelve mucho más rápido, ya que así los dos binomios pueden operar al mismo tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario