nuevos articulos

30.11.11

OPERACION POLICIAL DE ENTRADA Y REGISTRO


En una operación de entrada y registro de recinto cerrado la fuerza policial actuante se articula en grupos de trabajo y en servicios especiales de apoyo, abarcando con ellos la totalidad de las tareas que se dan en una acción de esta naturaleza. Si la operación se prevé sencilla o poco complicada es posible unificar algunos de esos grupos, quitar aquellos que no hagan falta o reducir la colaboración de los servicios especiales de apoyo, lo cual significa que no siempre son necesarios todos estos grupos y servicios, dependiendo su utilización o no de la complejidad de la entrada y registro e importancia del asunto investigado.

www.insigniaonline.es
-Grupo de entrada

 El número mínimo de agentes nunca será inferior a tres, elevándose a cinco cuando se espera alguna resistencia y trabajando todos casi siempre por binomios. Ahora bien, lo que verdaderamente determinará dicho número será la amplitud del lugar y la valoración del riesgo de la operación. En cualquier caso, la misión del grupo de entrada es la de penetrar en el lugar cerrado y asegurarlo para que, después, sea factible realizar el registro y demás tareas pertinentes en las debidas condiciones. En el interior se encargan de neutralizar a las personas que allí estén, procediendo a su detención si fuese preciso o simplemente limitarse a controlarlas o a sacarlas fuera si dentro no debieran de permanecer. Asimismo, preservarán el lugar y los indicios materiales observados hasta la llegada del grupo de registro.



-Grupo de registro

Compuesto por un mínimo de dos o tres investigadores, su finalidad es la de llevar a cabo la búsqueda de los objetos que dan pie a la operación y que acabarán por convertirse en indicios materiales. El grupo de entrada y el de registro pueden ser unificados en uno sólo en las acciones calificadas de escasa o media dificultad.

-Grupo de apoyo

 De composición variable en función de la magnitud del operativo, su cometido primordial es el de auxiliar al grupo de registro. Entre sus quehaceres estarían el trasladar hasta el recinto cerrado al detenido que deba estar presente en el registro y custodiarlo mientras dure este, llevar a comisaría a los detenidos habidos que no tengan que asistir al registro, transportar a las dependencias policiales los efectos incautados, acercar al lugar cualquier material inesperadamente necesario, etc. El grupo de apoyo puede estar formado tanto por investigadores como por personal, uniformado o no, perteneciente a las patrullas de seguridad ciudadana.

-Grupo de información y enlace

 Se dedica a proporcionar los datos informativos requeridos durante la operación por los grupos y servicios intervinientes en ella. Por lo general se configura en un máximo de tres subgrupos: el primero lo materializa el agente o agentes de la propia vigilancia exterior del lugar previa a la entrada, el segundo se forma con quien esté a cargo de la escucha permanente de los teléfonos intervenidos montada horas antes de entrar, y el tercero con un investigador permaneciendo en las dependencias policiales de la Unidad actuante.


-Grupo de seguridad perimetral

 Constituido en su integridad por agentes uniformados, tiene la misión de proteger el perímetro dentro del cual se desarrolla la operación policial, llegando a su acordonamiento si fuese conveniente o necesario. La extensión del espacio a proteger dependerá de las circunstancias del operativo, pudiendo ceñirse a un pequeño área, como por ejemplo sería un piso y su descansillo, o extenderse al patio y el portal del inmueble y hasta a los alrededores de la calle donde este se encuentre. Algunas de las labores a ejecutar son el control de accesos al lugar, la protección de los vehículos oficiales desplazados allí, el corte del tráfico rodado de vehículos y el tránsito de peatones, el impedir altercados por concentraciones de personas, etc.

-Servicios especiales de apoyo

Aquí se encuadra la ayuda prestada por parte de las Unidades especializadas a quienes se derivan tareas o se solicita asesoramiento. Por lo común estas Unidades suelen ser las siguientes:

·Unidad de Intervención: Se emplea para entradas catalogadas de alto riesgo.

·Unidad Canina: Principalmente participa cuando en el registro se buscan sustancias estupefacientes y hace falta un perro entrenado que las localice.

·Unidad de Policía Científica: Su aportación va dirigida a la realización de la inspección técnico-ocular, incluida la recogida de los indicios materiales.

·Unidad de Desactivación de Explosivos: Actúa en los casos donde lo buscado o encontrado son explosivos. Disponen también de perros entrenados en su detección.

En el próximo artículo trataremos sobre la reunión preparatoria de la operación policial, y del material necesario.

PLANIFICACION POLICIAL EN UN REGISTRO

Con la totalidad de la información captada llega el instante de estudiarla en su conjunto y dilucidar todo lo concerniente al operativo a desarrollar, tomando decisiones en torno al modo de llevar a cabo la entrada y registro, el momento más favorable de iniciar la acción, los medios humanos y materiales necesarios, el papel de cada agente en el dispositivo y demás cosas que se estime procedente planificar antes de activar la operación.

-Consideraciones de interés

De cara a la planificación, en el estudio de la información obtenida hay una serie de cuestiones a examinar y sobre las que, en algunas de ellas, es ineludible adoptar una resolución inicial. Dichas cuestiones son:

-Evaluar la gravedad e importancia del delito investigado, la peligrosidad de sus autores o personas que se encuentren dentro del lugar y la reacción prevista de estos y sus vecinos colindantes ante la entrada y registro del que van a ser objeto. Son tres factores que influirán decisivamente en la planificación.

-La elección del momento táctico para efectuar la entrada ha de perseguir siempre dos cosas: que el instante elegido sea el de menor posibilidad de resistencia por parte de los ocupantes y que lo buscado con ocasión del registro se halle en el interior del lugar.

-Determinar la mejor base de partida desde donde los agentes iniciarán el acercamiento final al lugar cerrado, con la pretensión de que sea cercana, en evitación de trayectos largos portando el material para la entrada a cuestas; y discreta, a fin de pasar desapercibidos mientras esperan la orden de avanzar. Cada grupo de trabajo interviniente en la operación puede tener su propia base de partida, ya que, por ejemplo, las necesidades del grupo de entrada a menudo no coinciden con las del grupo de registro.

www.insigniaonline.es
 -Decidida la ubicación de las bases de partida es bueno confirmar su idoneidad haciendo un sigiloso recorrido desde cada una de ellas hasta el portal o vestíbulo de acceso al inmueble, comprobando las características del itinerario y la manera de solventar la problemática que este tuviera.

-Contemplar la posibilidad de hacerse antes con las llaves del edificio y, sobre todo, con las del lugar cerrado, dado que así la entrada será más fácil en todos los sentidos.

Esto se puede lograr de múltiples formas: anticipando la detención de un sujeto penalmente implicado que las posea, averiguando quién es la persona encargada de la limpieza doméstica y pedírselas, o empleando algún ardid inteligente y legal que permita apoderarse de ellas.

-Valorar la conveniencia o no de montar una vigilancia exterior del lugar con cierta anterioridad a la entrada, a fin de saber qué personas están dentro, si las que interesan se hallan o no en él, si el material a incautar ha llegado, cómo está la situación fuera, etc.

-En caso de tener intervenido el teléfono del recinto cerrado u otros teléfonos, considerar las ventajas informativas de mantener una escucha permanente las horas previas a la entrada.

-Si hay probabilidad de existencia de vías de comunicación con otras estancias colindantes o próximas y se sospecha que podrían ser usadas, deberá establecerse su cobertura en el dispositivo para impedir huidas y ocultaciones de indicios.

-Calcular qué apoyo uniformado se precisará de las patrullas de seguridad ciudadana. Si existe el temor de que se produzcan altercados de cierta entidad en la zona habrá de preverse, además, la colaboración de Unidades antidisturbios.

-Juzgar si las dificultades y complejidades de la entrada y aseguramiento del lugar hacen aconsejable derivarla a una Unidad especializada en intervenciones de alto riesgo o, al menos, contar con su apoyo en la ejecución del operativo. En la misma línea, de cara a la inspección técnico-ocular sopesar la participación de investigadores especializados en ella.

En el próximo post, esbozada ya la linea de trabajo a segurir para el operativo, nos ocuparemos de la organización de los recursos humanos.

29.11.11

PREPARACION DE ENTRADA POLICIAL EN UN DOMICILIO

Desde el instante en el cual los investigadores comprenden la necesidad de efectuar una entrada y registro de lugar cerrado, dan comienzo una serie de actos preparatorios tendentes al correcto desarrollo de la operación y su éxito. Dejando a un lado los actos de carácter procesal, tan precisos como los operativos, podemos agrupar las labores de la fase de preparación del siguiente modo:

1.-Obtención de información 

Lo primero de todo es conseguir información con la que poder trabajar, o bien poner en orden la que ya se posea. Esto significa que hay dos medios con los que lograr tal cosa: el análisis de la información disponible y la consecución de nueva información. Ambos son claramente compatibles y lo normal es que la información finalmente obtenida tenga estos dos orígenes.

-Análisis de la información disponible: Consiste en recopilar y estudiar los datos procedentes de las pesquisas fruto de la propia investigación hasta ese momento y de los archivos policiales, mirando si son de utilidad operacional para la entrada y registro. Entre las cosas a realizar destacan:

-Revisar todas las gestiones de interés en el programa informático del caso abierto, tales como la inspección técnico-ocular, entrevistas con personas, vigilancias y seguimientos, informaciones de otros cuerpos, escuchas telefónicas, recabar/ampliar información, etc.

-Si se ha abierto ya un atestado y tomado alguna declaración o confeccionado cualquier diligencia, deberán leerse verificando si de ellas se desprenden datos útiles.

www.insigniaonline.es

-Comprobar si las personas partícipes en el delito investigado, u otras vinculadas a él, tienen relaciones en los programas informáticos del cuerpo policial propio. Con el conjunto de esa información se podrá saber de ellos sus domicilios habituales y esporádicos, vehículos que usan, grado de peligrosidad, centros de trabajo, sujetos con los que se relacionan, etc. Esto, entre otras cosas, puede servir para extender el número de recintos cerrados a entrar y registrar, tales como vehículos, centros de trabajo, otros domicilios, etc. Igualmente, si cualquiera de las personas mencionadas está reseñada se harán copias de su reseña
alfabética, fotográfica y biográfica.

-Comprobar si las personas citadas cuentan con alguna relación en las bases de datos informáticas de instituciones no policiales a las que tenga acceso el cuerpo policial al cual pertenecen los investigadores. El
resultado de esta comprobación servirá para lo mismo indicado en el apartado anterior.

-Centralizar en un expediente o carpeta física toda la documentación adjunta conseguida a lo largo de la investigación, compuesta de cosas tales como fotografías de vigilancias y seguimientos, copias de atestados
facilitadas por otros cuerpos, fotos de reseña suministradas por otras policías, etc.

-En el supuesto de contar con un programa informático de análisis de información o inteligencia criminal, todo lo comentado hasta ahora se podrá simplificar bastante y, además, será posible elaborar gráficos en los cuales se visualizará de forma comprensible todo este entramado informativo.

-Consecución de nueva información 

La información considerada necesaria y no obtenida en el curso de la investigación debe ser inexcusablemente conseguida. Además, por muy extensa y profusa que sea la disponible gracias a la propia investigación, siempre son precisos nuevos datos para poner en funcionamiento el operativo y culminarlo satisfactoriamente. Esto implica salir en persona a buscar información fuera del centro policial, o contactar vía teléfono u otro sistema de comunicación con quien verazmente pudiera proveerla por medios telemáticos o de otro tipo. A este respecto simplifica mucho el trabajo contar con eficientes fuentes de información, cuya red de colaboradores la faciliten pronto y bien.
Veamos seguidamente diversas gestiones a efectuar en la consecución de nueva información:

-Consultar con otros cuerpos policiales las relaciones que tengan en sus bases de datos aquellas personas implicadas en nuestra investigación, solicitando copias de sus reseñas y atestados si los hubiera y fuese
imperante adquirirlos.

-Iniciar un estudio sobre la zona donde está emplazado el lugar cerrado, como la clase de localidad, tipo de barrio y de calle, conflictividad del entorno, vías de acceso, etc. Si resulta factible es recomendable filmarla
gráficamente y elaborar un croquis o plano reflejando los detalles de mayor significancia.

-Hacer indagaciones sobre los vecinos del inmueble por si mantuvieran alguna vinculación con los sospechosos de la investigación. En caso positivo intentar saber si existen vías de comunicación que unan físicamente ambas estancias y sirvan de ocultación de efectos o escape de ocupantes.

-Comprobar sigilosamente las condiciones del portal o punto de entrada al edifico en el que se aloja el recinto a entrar y registrar, verificando si el portero automático lleva cámara, número de puertas a rebasar hasta la escalera, existencia o no de un portero de fincas o guarda, así como cualquier cosa con apariencia de influir, positiva o negativamente, en la operación.

-Examinar sin levantar sospechas el descansillo de la planta donde se halle el lugar, buscando encontrar detectores de presencia u otros mecanismos preparados para alertar de la llegada de alguien. En este sentido, indagar si suele haber animales en su interior, principalmente perros.

www.insigniaonline.es

 -Comprobar con la máxima discreción las características de la puerta final de acceso al lugar cerrado, observando si es o no blindada, el tipo de cerradura y si la dirección de apertura es hacia fuera o hacia dentro.

-Determinar la distribución interior del lugar, lo que se puede hacer por confidencias de vecinos o de colaboradores y por intervenciones policiales acaecidas en idénticos lugares cerrados del edificio. Si el inmueble ha sido construido recientemente es probable poder hacerse con un plano del mismo.

-Cuando es un local público, o privado con una parte abierta a visitantes, averiguar el horario de trabajo y el de atención a las personas que allí acudan, así como las horas de mayor y menor afluencia de gente.

-Es muy recomendable, muchas veces indispensable, poseer imágenes de quienes cotidianamente estén dentro del recinto cerrado, sobre todo de los individuos responsables del hecho criminal investigado, con objeto de poder reconocerlos a todos una vez la fuerza policial inicie el asalto.

En ocasiones no queda más remedio que conseguirlas sirviéndose de una vigilancia o un seguimiento expreso.

En el próximo artículo que publicaremos en el blog, continuaremos tratando este tema, y hablaremos de la planificación operacional de la entrada y registro de un lugar cerrado.

28.11.11

LOS RESPONSABLES DE LA SEGURIDAD LOCAL SE CITAN EN TOLEDO


LOS RESPONSABLES DE LA SEGURIDAD LOCAL ESPAÑOLA SE CITAN EN TOLEDO

Los próximos días 12 y 13 de febrero de 2012 tendrá lugar en Toledo, el Primer Encuentro Nacional de Responsables de la Seguridad Local Española.

En esta iniciativa, participarán una gran número de personalidades comprometidas con la mejora de la seguridad en las comunidades  locales: 

·         Alcaldes

·         Concejales

·         Directores Municipales de Seguridad Ciudadana

·         Directores Generales de Comunidades Autónomas

·         Catedráticos

·         Profesores Universitarios


Los miembros del Comité de Honor, que representarán al mundo académico y a las Comunidades Autonómicas  son los siguientes:


( según imagen de izquierda a derecha)

www.insigniaonline.es


·         Ilmo. Sr. D. Antonio Puerto Gómez, Director General de Protección Ciudadana de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

·         Ilmo. Sr. D. Juan Ramón Rabade Iraizoz, Director General de Justicia e Interior de la Diputación Foral de Navarra.

·         Ilma. Sra. Doña Sonia Vega Cueje, Directora General de Seguridad y Protección Ciudadana de la Generalitat Valenciana.

·         Ilmo. Sr. D. Javier Sánchez Rodríguez, Director de Coordinación de Policías Locales y Seguridad Privada del Gobierno Vasco.

·         Ilmo. Sr. D. Luis Montoro González, Catedrático de Seguridad Vial del Instituto de Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia (INTRAS),Presidente de la Fundación Española por la Seguridad Vial (FESVIAL).

·         Ilmo. Sr. D. Francisco J. Vanaclocha Bellver, Director del Master en Dirección y Gestión de la Seguridad de la Universidad Carlos III de Madrid, Premio Nacional Integra+Seguridad de Formación en Seguridad y Emergencias en el año 2006.

·         Ilmo. Sr. D. Miguel Ángel Gandarillas Solinis, Profesor de Psicología y Director del Programa Comunitario de Seguridad Ciudadana de la IE University de Segovia y Madrid. 

·         Ilmo. Sr. D. Juan Ramos Herraiz, General de Brigada de la Guardia Civil y Co-Director del Master Universitario Oficial en Dirección Internacional de la Seguridad y la Protección Civil de la Universidad Europea (Madrid-Sanghai).


( según imagen de izquierda a derecha)


www.insigniaonline.es

Ilma. Sra. Dña. Nuria Marín i Martínez,Alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).Presidenta del Forum Español para la Prevención y la Seguridad Urbana (FEPSU).


Ilmo. Sr. D. Miguel Ángel García Nieto, Alcalde de Ávila,Presidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana y Convivencia de la FEMP en el mandato 2008/11.Premio Nacional de Unijepol en 2011 por la mejor Gestión Institucional de la Seguridad Local.


Ilmo. Sr. D. Manuel Robles Delgado,Alcalde de Fuenlabrada (Madrid). Vicepresidente de la  Comisión de Seguridad Ciudadana y Convivencia de la FEMP en el mandato 2008/11,Miembro del Comité Ejecutivo del Forum Europeo por la Seguridad Urbana (FESU). Premio Nacional de Seguridad Vial por el I Encuentro de Ciudadades por la Seguridad Vial en 2010.

Ilmo. Sr. D. Rafael Perezagua Delgado,Segundo Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Toledo.Concejal Titular del Área de Gobierno de Movilidad, Seguridad Ciudadana y Protección Civil.

Ilmo. Sr. D. José Félix Gómez Gómez,Consejero-Delegado de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Protección Civil del Ayuntamiento de Alcobendas (Madrid).Vicepresidencia segunda del Forum Español por la Prevención y la Seguridad Urbana (FEPSU).

Ilmo. Sr. D. Germán Lago González  Director General de Seguridad Ciudadana y Movilidad del Ayuntamiento de A Coruña.Vicepresidencia primera del Forum Español por la Prevención y la Seguridad Urbana (FEPSU).