nuevos articulos

13.4.12

CUERPO DE MIÑONES DE ALAVA


Cuerpo de Miñones de Alava

 El origen del nombre no está claro, aunque algunos defienden que procede del hidalgo Miñón de Montellar, quien en el siglo XVI disputó a Miguel de Barber la propiedad del Castillo de Albelda, situado actualmente en Logroño. También hay quien sospecha que pudiera derivar de un cuerpo creado en Francia por Luis XIV y que fue bautizado como Mignons.

INSIGNIAS, EMBLEMAS, ESCUDOS Y HOMBRERAS DE LOS MIÑONES DE ALAVA

Los antecedentes del cuerpo ya aparecen en 1793 con los llamados Cuadrilleros, quienes formando parte de alguna Hermandad se repartían el territorio alavés para combatir a bandidos y delincuentes. Igualmente hay constancia de la existencia en 1794 de los Verederos, los cuales se encargaban de trasladar las comunicaciones y despachos a los alcaldes, para lo que se servían de las veredas de los caminos y que acabaron dándoles el nombre hasta 1846, fecha en la que se integraron en los Miñones. Más recientemente fue el Cuerpo de Celadores, surgido en 1824 y disuelto en 1928, que perfectamente pudiera el origen más directo de los Miñones.


Aunque pudiera ser que en 1797 los Cuadrilleros comenzaron a ser llamados Miñones, es a partir de finales de 1814 cuando se generaliza el nombre y se hace ya permanente hasta nuestros días. A lo largo de su vida el cuerpo fue disuelto y reinstaurado varias veces. Así se disolvió en 1821, 1846, 1870, y 1877, para ser restablecido en 1822, 1848, 1871, y desde 1883 mantenido definitivamente. En su reglamento se especificaba que sus cometidos eran "el amparo de sus pueblos y sus autoridades, y el exterminio de toda clase de malhechores". También destacaron en la persecución de bandoleros y asaltantes de caminos a partir de 1839, año en el que se fijaba una plantilla de 160 miembros que en 1845 descendió a 28.

También fueron utilizados en acciones bélicas como parte del ejército en diferentes guerras, tal y como sucedió en la Guerra de la Independencia, en las luchas entre liberales y absolutistas, así como en las Guerras Carlistas e incluso en las de Africa y Cuba, donde intervinieron como Tercios Vascongados de voluntarios.
 

Como todas las Escuadras su protagonismo de policía de seguridad descendió con la creación en 1844 de la Guardia Civil, por lo que en 1913 se intentó organizar el cuerpo y dirigirlo hacia unas funciones de policía administrativa en la recaudación de impuestos, pero la idea no germinó. En 1923 se formó una sección de Miñones Guardas Forestales y en 1930 se volvió a intentar su organización para cubrir cometidos de recaudación tributaria y guardería forestal, pero la llegada un año más tarde de la II República frenó en seco el proyecto.
 

El posicionamiento de Alava en favor de los militares golpistas de 1936 y la victoria de estos en la guerra civil posterior, permitió que el cuerpo se impulsara a partir de 1939, año en el que se aprobó un nuevo reglamento en el mes de Diciembre. En 1943 por fin se reorganizó el Cuerpo de Miñones, estableciéndose tres secciones: una como policía administrativa para los servicios de recaudación, otra para la vigilancia de las carreteras alavesas y, la tercera, para la vigilancia de los montes como guardas forestales.
Esta situación se mantuvo, más o menos, hasta 1992 cuando se produce la integración del cuerpo en la Ertzaintza, como una sección propia destinada al control del tráfico en las carreteras interurbanas de Alava.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario