nuevos articulos

26.4.12

LA CREACION DE LA GUARDIA CIVIL ( tercera parte)

Narváez da un giro a la política de su predecesor en el cargo, González Bravo, volviendo a la idea regresiva de supeditar la Administración civil a la influencia militar y, por consiguiente, a la militarización de las instituciones y la vida pública en general. Otra vez, la pugna entre el poder militar y el civil se resuelve en favor de aquel.

Siguiendo con su pensamiento político, Narváez retoma el proyecto de construcción del nuevo cuerpo y maniobra para darle el enfoque militar que consideraba necesario. A tal fin y por decreto del 12 de Abril, encomienda al Ministerio de la Guerra su diseño y organización, que finalmente queda en manos de Francisco Javier Girón y Ezpeleta, segundo Duque de Ahumada, un general aristócrata de firme ideología conservadora.


Ahumada presenta su trabajo a Narváez y se publica, el 13 de Mayo, el definitivo decreto que sirve para la creación de la Guardia Civil. En él se alumbra un cuerpo militar perteneciente al ejército, pero al servicio de la Administración civil. Así se establece que la carrera profesional, el reglamento disciplinario, los sueldos de sus componentes y otras cuestiones de índole interna dependerán del Ministerio de la Guerra, en la actualidad llamado de Defensa. A sus miembros les será de aplicación el código y las ordenanzas militares, lo que permitirá que los cuadros de mandos puedan reingresar en el ejército. Mientras, todo lo relativo al servicio operativo será responsabilidad del Ministerio de Gobernación, llamado hoy en día de Interior. En resumen, orgánicamente dependerá del Ministerio de la Guerra y funcionalmente del de Gobernación. Ello le dará una doble naturaleza, civil y militar, que se mantiene aún hasta nuestros días y que representa quizá su mayor singularidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario