nuevos articulos

30.5.13

FOTOGRAFIA Y CRIMINOLOGIA


www.insigniaonline.es

Existen referencias escritas  de que ya en el año 1841 se reseñaba fotográficamente a detenidos en algunos lugares de Francia. Desde entonces, la fotografía ha venido cobrando cada vez un mayor auge convirtiendose en una especialidad de la investigación técnico-científica denominada fotografía policial.

Es bien perceptible que en los últimos años ese auge se ha elevado de forma considerable, experimentando la fotografía policial un fuerte aumento de su importancia y protagonismo en la investigación de las infracciones delictivas. Este fenómeno tiene su origen en dos distintos hechos. El primero se debe al desarrollo de las nuevas tecnologías, sobre todo las informáticas y digitales, las cuales hoy día han abierto nuevas vías de trabajo para las imágenes, otorgando a la fotografía en general de mayores y mejores posibilidades en la captura y en el posterior tratamiento de las instantáneas. El segundo no es otro que el incremento en la exigencia, tanto de jueces y tribunales como de todos los organismos y ciudadanos en general, de acreditar más y mejor lo que se afirma en atestados, informes periciales y demás documentos, de manera que las aseveraciones expresadas en ellos vayan acompañadas de imágenes que refrenden lo plasmado por escrito.

Tomada en su conjunto, la fotografía policial aporta a la investigación criminal dos cosas fundamentales: información y elementos probatorios. En efecto, de un lado suministra datos a través de las imágenes, reforzando, por ejemplo, con las fotos de reseña el conocimiento que se tiene de un individuo buscado para ser detenido, o contribuyendo mediante una filmación fotográfica durante un seguimiento a saber quiénes son los allegados de una persona investigada. De otro lado, proporciona nuevas pruebas, como sería el caso de las fotos tomadas a un traficante de estupefacientes en el momento del “pase” o venta de la droga, o fortalece las ya existentes, tal y como sucedería con las imágenes obtenidas en el laboratorio de unas evidencias dactilares extraídas de un indicio material y pertenecientes al autor de un delito.

Desde la creación de la fotografía se han desarrollado otros sistemas para la captación de imágenes que, además, permiten la grabación de escenas y movimientos, tales como la cámara de 8 mm. y más recientemente el vídeo. Estos nuevos sistemas han venido a complementar la actividad de la fotografía policial sin llegar a desplazarla de la relevante posición que ocupa en la investigación criminal. Más bien, al contrario, podría decirse que han sido ellos los absorbidos por ella, integrándose dentro de la especialidad como ramas específicas. Por este motivo, en el presente capítulo ha sido incluida la filmación en vídeo, de la cual se harán unas cuantas referencias dada la incuestionable utilidad que posee en el proceso investigador, particularmente en lo relativo a lo que después veremos bajo el nombre de fotografía operativa.

Una cuestión muy significativa de la fotografía policial es que su destino principal radica en auxiliar a otras especialidades y actividades de la investigación criminal, es decir, a las de la técnico-científica, las de la operativa y las de la procesal.

Aunque se halle encuadrada en la primera de estas tres no es una especialidad al estilo de las demás, puesto que cuando la fotografía policial interviene lo hace ayudando a otras especialidades o actividades y pocas veces toma parte por sí sola. Así, entre muchos otros ejemplos, podemos ver cómo la inspección técnico-ocular se sirve de ella para fijar el escenario, la balística forense para señalar las microlesiones del arma en el cartucho, las vigilancias y seguimientos para filmar los movimientos de la persona a controlar, las ruedas de reconocimiento para configurar las baterías fotográficas, las reconstrucciones de hechos para plasmarlas gráficamente, etc., lo cual forja que su presencia sea casi continua a lo largo de una investigación. Comparada la cantidad de estos apoyos con la del número de ocasiones que participa en solitario es fácil comprender esta característica diferenciadora.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario