nuevos articulos

29.5.13

MUERTES VIOLENTAS


INSIGNIAS JUDICIALES

Desde el punto de vista de la medicina legal y forense se puede establecer una tipología respecto a como clasificar los tipos de muerte. Los dos tipos básicos son las muertes naturales y las muertes violentas, aunque dentreo de las violentas existen tres subtipos bien diferenciados: la homicida, la suicida y la accidental.

Vamos a verlas:

1.-Muerte natural

Es la que se produce por causas de enfermedad y en ella no ha intervenido nada ajeno al deterioro natural del organismo humano o al tratamiento médico propio de la enfermedad.

2.-Muerte violenta

 Se considera así al fallecimiento de una persona en la que hay alguna clase de intervención externa a la víctima en las causas de la muerte, con independencia de que sea o no un hecho de carácter delictivo o propiciado intencionadamente por la propia víctima. A su vez, podemos hablar de las siguientes clases de muertes violentas:

-Muerte homicida: Es aquella muerte violenta en la que existe alguna conducta criminal por parte de alguna persona.

-Muerte suicida: Se denomina así a la muerte violenta en la cual es la propia víctima la que decide voluntariamente poner fin a su vida.

-Muerte accidental: Es la muerte violenta sin implicación criminal de nadie y ocasionada en contra de los deseos de la víctima.

Al iniciar las investigaciones en el lugar de los hechos donde aparece un cadáver es necesario saber, entre otras cosas, el momento o data de la muerte. Este cálculo del espacio de tiempo transcurrido desde que se produjo el fallecimiento es llamado también cronotanatodiagnóstico, vocablo que procede de cronos (tiempo), thanatos (muerte) y diagnosis (conocer).

Para lograr este objetivo, el investigador médico-forense ha de observar las modificaciones que se producen en el cadáver con el paso del tiempo y que se denominan fenómenos cadavéricos. Fundamentalmente, estos fenómenos cadavéricos son el enfriamiento, la rigidez, las livideces y la putrefacción.

La data de la muerte en base a los fenómenos cadavéricos nunca es exacta si no aproximativa, siendo los márgenes de tal aproximación más precisos cuanto más cercano se haga su estudio al momento en el que se produjo el fallecimiento. Esto quiere decir que si un cuerpo es hallado cuatro horas después de la muerte, la data de esta se puede establecer dentro de un margen de sesenta minutos, pero si se halla a las dos semanas el margen será de varios días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario